jueves, 18 de diciembre de 2014

Al Defensor del Pueblo



Estimado Señor,

Mandando un saludo, le haremos unas preguntas:

¿Conoce usted una enfermedad llamada “Balano Prepusitis”? 

¿No es médico?
No importa, tampoco los médicos conocen esta supuesta enfermad con la cual se condenó a Odón Mendoza y que probaría que él hubiera vejada a la niña Patricia con un palo. Es que no existe. 

Tampoco existe una enfermedad de transmisión sexual llamada “Estafoliococo albus” que Odón hubiera transmitido a la niña. Sólo existe en nuestra piel, en la suya también por si acaso…un germen de la flora normal, llamado Estafilococus albus. 

¿Alguna vez ha tratado de medir un hematoma?
Difícil ¿no ve? Es siempre impreciso puesto que los hematomas se resorban de manera gradual hacia el tejido sano – decir que un cinturón, donde no se encontró nada, ni ADN ni restos de piel, es el arma del crimen porque tiene el mismo diámetro de un hematoma es pues una barbaridad. Además, los cinturones de los varones tienen un ancho estándar para que entren a los pasadores de los pantalones ¿verdad?

Odón fue condenado porque uno de sus cinturones tendría el mismo diámetro del surco equimótico en el cuello de la niña Patricia – a estas alturas, la jueza hubiera podido condenar a usted si usó un cinturón, tal vez tenía el mismo diámetro…

Usted estuvo presente cuando se leyó esta sentencia que es nada menos que una vergüenza y no remarcó  nada - ¿de verdad estuvo escuchando lo que se hizo con un hombre inocente que tiene tres diferentes pruebas de ADN diciendo siempre lo mismo: que no se encontró ningún ADN de él en las pertenencias de la víctima?

Porque, ADN existe y bastante: en el guardapolvo, el panty, la chompa, la polera y el cuerpo, es decir, y seamos muy directos por una vez, la vagina de la niña Patricia, se encontró el ADN de José Luis Flores, el mismo Flores (Flores ¿no ve? mismo apellido de la víctima) que la Corte Suprema calificó a nuestra gran sorpresa, nosotros que nunca hemos sospechado de algo así, de pariente del padre de la víctima.

¿No lo cree? Mire, bajo el punto 5.- d) (http://tsj.bo/detalle-de-autos/?auto=117157), la Corte Suprema escribe “José Luis Flores López pariente del padre de la víctima” cuando Odón, en sus recursos de casación de los años 2007 y 2008 incluso se había equivocado en sus apellidos: se lo llamó José Luis Flores Flores. La Corte Suprema corrigió esto y, haciendo su propia investigación, llegó a esta gran sorpresa.

Señor Defensor del Pueblo (lo que incluye a Odón ¿no le parece?) creemos que ya es hora que usted vaya a consultar archivos – no sólo del expediente, en el cual usted puede ver toda su defensa de Odón, páginas y páginas con pruebas, como por ejemplo esta que la niña falleció el domingo, día en que él ni siquiera salió del hogar cerrado donde vivía – sino también los archivos de su institución. Si están correctamente administrados, usted puede encontrar las varias cartas que Odón había escrito a mano durante varios años, pidiendo que la Defensoría del Pueblo se encargue del caso y a las que siempre recibió la misma respuesta: que el Art. 24.2 de la Ley del Defensor del Pueblo (El Defensor del Pueblo podrá rechazar una queja cuando la queja planteada se refiere a un asunto pendiente de resolución judicial.) haría imposible que el Defensor del Pueblo asuma conocimiento. 

No somos basura, Señor, tenemos los mismos derechos de la Sra. Martha Velásquez y no se preocupe, nunca vamos a solicitar un premio de ustedes – lo único que pedimos es que haga un trabajo correcto y es pues su obligación de ser imparcial. Una obligación que ha violado de manera terrible, a tal punto que hoy en día usted es cómplice de una de las grandes injusticias que se cometieron en nuestro país en los últimos años. 

Sin nada más que decir, nos despedimos.

Atte.
La familia de Odón Mendoza

sábado, 23 de agosto de 2014

Carta abierta al compañero Evo Morales



Compañero Evo,

Probablemente no me viste, hace 16 años en Ginebra, cuando estuviste reunido con otros y otras líderes de movimientos sociales del mundo. Yo, con tantas otras personas del colorido tejido de la izquierda ginebrina, estuve ocupada en hacer posible que ustedes puedan charlar, comer y dormir. 

En aquellos años, Bolivia vino a buscarme en Ginebra – como aquella noche en el aeropuerto, cuando vi llegar a una tarijeña con una hermosa flor en su cabello – horas más tarde, después de haber tratado, en vano, de encontrar a las personas que la habían invitada sin preocuparse de cómo iba a hacer en una ciudad desconocida, Julia Ramos estuvo durmiendo en mi pequeño departamento, compartiendo el sofá con Justa Cabrera.

Cuando llegué a conocer tu hermoso país, me di cuenta que la mejor forma de estar cerca a su gente es trabajando y me propusieron hacerlo en las cárceles. En aquellos años estuvieron allá algunos presos políticos y muchos, muchos pobres – enterándome de cómo fueron tratados por personas como tu actual candidata a diputad@s, Betty Yañíquez, traté de ver cómo ayudarlos y – y esto es cierto, compañero Evo, las cosas vienen por añadidura – me encontré con Odón Mendoza. 

Odón también es un compañero, no te puedo decir más porque él no quiere romper el compromiso que asumió hace muchos años. Así fue que decidimos hacer de su caso un caso emblemático de lucha contra la injusticia, desde adentro – exigiendo a los operadores de justicia de simplemente cumplir con las leyes. No te puedes imaginar a qué punto me gustó ver en la nueva Constitución Política del Estado estos artículos que protegen los derechos de las personas que caen en las garras de la justicia. Claro, a veces lo merecen pero a veces (y hasta hoy demasiadas veces) sólo porque no tienen como protegerse de los buitres que rodean la Justicia.

No voy a retomar las peripecias del caso, en el 2009 logramos por fin, después de tener que presentar dos veces un recurso de casación que nos costó semanas de trabajo, que la Corte Suprema reconozca los errores (¿involuntarios?) de los diferentes jueces e…interviniste tú…

Por Dios, compañero Evo, o santo Marx si prefieres ¿cómo no pudiste ver que este es el caso típico de tráfico de influencias? Cambio de fechas en los informes de los policías para hacer coincidir la data de la muerte con su decisión de culpar al primero que pudieron agarrar, decisiones judiciales tan graves como privar de su libertad a alguien sin ninguna determinación sobre los elementos de convicción, rechazos repetidos de conocer recursos legales y legítimos, culpando al que los hace por defender sus derechos – la lista no es exhaustiva y de lejos.

Cuando, en 2012 detuvieron a Odón como saben hacer los corruptos, tapando con un formalismo jurídico tonto pero eficaz sus fechorías, varias de las personas con quienes he compartido trabajo y fiestas estuvieron trabajando contigo pero no quise meterlos en el caso. Lo único que pedí cuando agarraron a Odón era que hagan posible que no haya influencia política en el caso. “Tengo los argumentos jurídicos” dije ¿verdad, Juanca? Pero los mejores argumentos jurídicos, y los tenemos, no pesan nada cuando interviene un político de tu peso.

Hoy en día, Odón sigue en Chonchocoro, esta vez como condenado y yo vivo con un balde lleno de agua al lado de una de las ventanas rotas de nuestro hogar – tanto se atacaron a los vidrios que no los he reemplazado sino tapado con cartones y madera y no puedo excluir que en una noche serán quemados. No me quejo, mirando a lo que pasa con familias en Siria, Iraq, Gaza…pero me duele ver a mi cuñada sufrir desde hace tantos años, enfermarse cada día más – una mujer que dio durante 29 años tanto amor a los niños de los barrios pobres de La Paz y El Alto. 

Hacer un mundo donde quepan muchos mundos dicen nuestros compañeros zapatistas – Bolivia está en este camino pero a veces se avanza sin mirar lo suficiente hasta dónde va el camino. Tratar de cambiar la justicia permitiendo que se cometen injusticias del tamaño de lo que se hace con el caso Patricia Flores sólo hará que se encaminará hacia una vía sin salida. ¿Te das cuenta que acaban de liberar a un hombre peligrosísimo que volverá a atacar a niñas indefensas el día no muy lejanos en que saldrá de Chonchocoro? Hasta dentro del penal tienen que mantenerlo alejado del contacto con las visitas ya que, hace unos años atrás, logró agarrar a una niña y trató de violarla dentro del penal. 

Todavía hay tiempo – los recursos contra esta locura se están preparando, pero te pido, en el nombre de todo lo que es tan importante para nosotr@s, justicia, paz, libertad, que dejes que los operadores del sistema judicial se pronuncien sobre los argumentos jurídicos, invocando las protecciones de la Constitución Política del Estado que sí valen la pena ser defendidas. 

La compañera Brigitte, esposa de Odón Mendoza hasta que la muerte los separe.

miércoles, 16 de julio de 2014

¿Coincidencias?



El caso de la niña Patricia Flores se internacionalizó en 2010 - ¿por qué?

La Corte Suprema había aceptado los argumentos de la defensa de Odón Mendoza en noviembre de 2009 y anulado su condena por “valoración inadecuada de las pruebas de cargo y descargo”, dando el valor que merecen a los resultados de las pruebas de ADN. Consiguientemente devolvió la causa a la instancia inferior, es decir la entonces Corte Superior de Distrito de La Paz. 

Y, es a partir de aquel entonces, que las cosas salieron, diríamos, de su ritmo normal del tráfico de influencias boliviano. El 27 de mayo de 2010, una ONG internacional, que se llama fundación Women’s Link Worldwide, entró al baile y presentó, junto a otros, una denuncia contra el Estado de Bolivia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

Esta fundación tiene oficinas en Madrid/España y Bogotá/Colombia pero todo indica que es una organización estadounidense. Tiene el estatuto 501(c)(3) en Estados Unidos, es decir una exención de pagar impuestos que EEUU reservan a sus nacionales. ¿Por qué, entonces, una fundación estadounidense se mete en un proceso boliviano?

Inicio de 2012, empezó una campaña llamada “Justicia para Patricia Flores” que se volvió un verdadero linchamiento mediático contra Odón Mendoza y que trató de involucrar también a su familia, su verdadera defensa ante el abandono de sus abogados. Desde aquel entonces, la madre de la víctima y sus abogados bolivianos tratan de lavar de toda sospecha a José Luis Flores, violador en serie de niñas convicto, y se evidencia cada día más que hubo y hay intervención extranjera. 

El 23 de marzo de 2012, Mendoza fue nuevamente detenido, en una audiencia ilegal, llamada de medidas cautelares, que se aplica cuando existe la sospecha de que un imputado no se presentará a su proceso o tratará de influir negativamente los testigos. Ahora, él estuvo hasta aquel día con así llamadas medidas sustitutivas que solo pueden ser revocadas (y el imputado remitido nuevamente a la cárcel) cuando incumple con las obligaciones impuestas. Y nunca incumplió, durante más de 10 años, con las condiciones absurdas que tenía que soportar.

En el mismo momento se hizo una intensa campaña mediática con un solo tenor: Odón Mendoza es el principal sospechoso, es decir que él es el (presunto) culpable. Y, desde aquel entonces, la fundación Women’s Link Worldwide sigue con un apoyo sin falla a una campaña de mentiras y destrucción de un hombre humilde que tiene todas las pruebas de su inocencia pero que se queda detenido preventivamente, por segunda vez en el mismo caso, desde hace el 23 de marzo de 2012. 

En agosto de 2012, se hizo la necropsia de la víctima, Patricia Flores, acompañada con una nueva campaña mediática, en Bolivia y, utilizando Internet, en el mundo entero, siempre con el mismo tenor: principal sospechoso, Odón Mendoza – él que, según las pruebas de ADN, es el presunto autor ni fue mencionado. En enero de 2013, el IDIF presentó sus resultados que confirman que José Luis Flores había violado a la niña Patricia, ya que el IDIF había encontrado su ADN en el contenido vaginal de la víctima. También encontró su ADN en el guardapolvo, la polera, la chompa y el panty perteneciendo a la víctima, así como en un pedazo de papel higiénico encontrado en el depósito donde la niña asesinada fue encontrada. En ninguna de las evidencias del crimen, el IDIF halló el más mínimo indicio sobre una posible conexión de Odón Mendoza con el hecho criminal.

Unos días antes del 27 de agosto de 2013, 14 años después de la supuesta desaparición de la niña (hay interrogantes sobre esta fecha, ya que el informe de autopsia indica claramente la data de la muerte como el domingo) – la fundación Women’s Link Worldwide dio inicio a una campaña en Internet, llamada “14 años sin Patricia” – el 27 mismo, desde la mañana, hubo una avalancha de tuits, siempre omitiendo por completo el hecho de que se había determinado claramente, mediante pruebas de ADN hechas por dos distintos laboratorios, a 12 años de intervalo, que el presunto autor es José Luis Flores López, quién vagabundeaba, en el momento del crimen, en las inmediaciones de la escuela donde fue encontrada la víctima.

Estas actuaciones extrañas de una ONG que se dice "una organización internacional de derechos humanos, (…)que trabaja por que la justicia con perspectiva de género sea una realidad en todo el mundo” pero que se inmiscuye en un caso acusando a una persona que tiene todas las pruebas de su inocencia y dejando de lado el presunto autor, nos hace dudar de esta fundación y tratamos de investigarla. Según su página Internet, su presidenta se llama Carmen Oliart Delgado de Torres y es hija de Alberto Carlos Oliart Saussol, un político y abogado del Estado español que ocupó varias carteras ministeriales en varios Gobiernos de la derecha. Entre 1995 y 2004 estuvo asociado al abogado madrileño José Manuel Romero Moreno. 

Ahora, este abogado está muy bien introducido en los círculos de los (ex)-líderes de este mundo, à través la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE). Otra fundación que dice ser “un think tank europeo para la acción global”. El Dr. Romero es vicepresidente de FRIDE, cuyo fundador y hoy en día presidente honorario se llama Diego Hidalgo, también miembro del selecto Club de Madrid. FRIDE había organizado, del 19 al 27 de octubre de  2001 en Madrid, conjuntamente con la Fundación Gorbachev de América de Norte (the Gorbachev Foundation of North America (GFNA), del expresidente ruso), una conferencia llamada “Conference on Democratic Transition and Consolidation”. 

Según su página Internet [1] , más de 30 jefes y ex – jefes  de Estado, además de un centenar de abogados, políticos y expertos académicos, estuvieron presentes, y también, por supuesto, el Dr. Romero. Y, entre este ilustre mundo se encuentra el boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada, en aquel entonces expresidente y en la espera de su reelección, unos meses más tarde. Fue un encuentro con personajes ilustres como ser el estadounidense Bill Clinton, el chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle, el colombiano César Gaviria, el mexicano Ernesto Zedillo, el español José María Aznar, en aquel entonces Presidente del Gobierno de España o el ruso Mikhail Gorbachev. Seguro una excelente oportunidad para conocer a personas que pueden ser útiles en algún momento…

“Goni” está enfrentando cargos por crímenes de lesa-humanidad y está asilado en Washington, DC.  pero sigue siendo buscado en Bolivia y aún se pide su extradición. Hasta ahora pudo evitar ser traído ante la justicia boliviana pero en el futuro esto podría cambiar puesto que una nueva solicitud acaba de ser presentada ante la Justicia de EEUU. Junto a otro ex – presidente boliviano es también parte del así llamado Club de Madrid donde volvemos a encontrar, justamente, la fundación FRIDE, mediante el Sr. Diego Hidalgo. [2]

¿Será que este hermoso mundo del liderazgo mundial tenga algún interés en un caso criminal boliviano? No es imposible que se lo utilice para desestabilizar un gobierno que se posiciona claramente en contra de esta hegemonía. El caso de la niña Patricia Flores podría ser una pantalla – la manera en que la argumentación de la Corte Suprema de Justicia de Bolivia, anulando la sentencia en contra de Odón Mendoza, fue presentada ante la CIDH en octubre de 2010 nos parece sospechosa: cambiar “valoración inadecuada de las pruebas” como lo escribe la Corte Suprema a “mal manejo de las pruebas” no es ninguna equivocación. Esto es deliberado – seguro que la abogada de Women’s Link Worldwide que presentó esta manipulación grosera sabía muy bien lo que hacía y es muy probable que había tenido conocimiento de la totalidad de la sentencia ya que está en Internet desde su publicación en el 2009. 

Es sumamente raro que una ONG “feminista”, cuyo ratio vivendi es presentar casos ante tribunales internacionales, no querrá aceptar las conclusiones de las pruebas de ADN que apuntan sin lugar a dudas a un violador de niñas en serie – psicópata que atacó a una niña hasta dentro del penal donde sirve su condena de 20 años por dos violaciones a niñas de la edad de Patricia Flores. No es precisamente una persona que es del agrado de las feministas, y con razón…

Es entonces posible que la intervención de Women’s Link Worldwide tenga otra razón – no es imposible que se utilice la fundación como tapadera. Resumiendo podemos decir que toda esta politización e internacionalización de un “simple” caso criminal boliviano no tiene gran sentido si no se busca una razón fuerte que podría ser relacionada con el hecho que la antigua élite del país hace de todo para poder evitar ser sancionada por siglos de abusos y corrupción.

¿Será que somos los únicos en tener esta sospecha?

[2] http://www.clubmadrid.org/es

P.S. Acabamos de ver que la Sra. Carmen Oliart Delgado de Torres ya no es presidenta, sino un miembro no más de la junta directiva. ¿Qué habrá hecho para merecer tal degradación?